Los rendimientos y calidad alcanzados en nuestras producciones no habrían sido posibles de no haber contado con un sistema de certificación de semillas